Ultraligeros
logo_texto
 
 
 
 

 

Ultraligeros, o «ultraliviano»

ultaligero

Los ultraligero son pequeños aviones deportivos están entre el vuelo libre (ala delta) y el vuelo con motor (avionetas)
Son de poco peso y escaso consumo provistos de motor que permiten despegar desde el suelo y con una buena autonomía.
La aviación ultraligera viene siendo exactamente lo mismo que la tradicional, con la diferencia de que esta intenta simplificar todo lo que puede, empezando por el peso de la aeronave y el aprendizaje, control, titulaciones y licencias son mas asequibles.
Se utilizan también esquíes y flotadores para que puedan aterrizar y despegar en cualquier superficie.

Generalmente los vuelos se realizan a una altura de 150 a 200 metros aunque la legislación te permite alcanzar los 300, el ultraligero lleva un paracaídas incorporado que se abre en 0,4 segundos y tiene efectividad a partir de los 50 metros de altura.

En España, para que una aeronave pueda ser considerada como ultraligera, debe cumplir varios requisitos. El primero es que sean aeronaves motopropulsadas, donde tanto el despegue como el aterrizaje se realicen sin medios físicos por parte del piloto o los ocupantes como sucede, por ejemplo, en el paramotor o en el ala delta. Además, su velocidad calibrada de pérdida en configuración de aterrizaje sea inferior a 65 km/h. Y, por último, que el peso máximo autorizado sea inferior a 300 kg para aeronaves terrestres monoplaza.

 

En el caso de hidroaviones o aviones anfibios, se permite superar el peso anterior hasta en 30 kg para poder acomodar tanto los flotadores como cualquier refuerzo estructural que sea necesario.

Para aeronaves biplaza terrestres, el peso máximo aumenta hasta los 450 kg o hasta 495 kg en el caso de hidroaviones. Si un avión en particular puede operar como avión terrestre o hidroavión, entonces cuando opere en una u otra modalidad deberá ajustarse a los pesos de su correspondiente categoría. En algunos países europeos, como es el caso de Francia o Alemania, se permite además exceder los pesos anteriores en una cantidad que ronda los 15 kg si el ultraligero incorpora un paracaídas de emergencia.

El Vuelo en Ultraligero se realiza en zonas no controladas, por debajo de los 300 m sobre el nivel del suelo y únicamente entre el amanecer y el ocaso en condiciones atmosféricas favorables. En general, estas aeronaves no tienen que rellenar un plan de vuelo ni ponerse en contacto con una torre de control. Bajo las normas de vuelo visual (VER), es el propio piloto el responsable de mantener la adecuada separación con otras aeronaves, evitando en todo momento sobrevolar zonas urbanas, conglomeraciones de personas o zonas controladas. La ventaja de la aviación ultraligera es que no necesita tantos permisos para operar pero, a cambio, está más restringida en su operación.

En el caso de la Aviación Ligera, formada por aviones hasta 1.500 kg de peso al despegue, se permite la operación en aeropuertos con control aéreo. En este caso, el piloto debe entregar su plan de vuelo a la torre de control, detallando la ruta, los principales puntos de paso, el destino y la hora estimada de llegada, al menos 30 minutos antes del vuelo. También debe incluir la cantidad de combustible disponible para, el vuelo, así como uno o varios aeropuertos alternativos, donde se dirigirá la aeronave en caso de algún fallo grave o imprevisto. Los aviones ligeros también emplean ayudas a la navegación más sofisticadas que los ultraligeros, ya que están preparados para realizar vuelos de mayor distancia.

Aviones ultraligeros

 

Características

Categoría A
Aviones terrestres, acuáticos o anfibios que no tengan más de dos plazas para ocupantes, y la velocidad calibrada de perdida en configuración de aterrizaje no sea superior a 65 km/h. y cuya masa máxima autorizada en el despegue no sea superior a:

1.- 300 Kg. para aviones terrestres monoplazas.
2.- 450 Kg. para aviones terrestres biplazas.
3.- 330 Kg. para hidroaviones o aviones anfibios monoplazas.
4.- 495 Kg. para hidroaviones o aviones anfibios biplazas.

Categoría B
Giroaviones terrestres, acuáticos o anfibios que no tengan más de dos plazas para ocupantes, y cuya masa máxima autorizada al despegue no sea superior a:

1.- 300 Kg. para giroaviones terrestres monoplazas.
2.- 450 Kg. para giroaviones terrestres biplazas.
3.- 330 Kg. para giroaviones acuáticos o anfibios monoplazas.
4.- 495 Kg. para giroaviones acuáticos o anfibios biplazas.

No se consideran ultraligeros los aerodinos no motorizados (planeadores), los aeróstatos, ni las aeronaves motorizadas o no, para cuyo despegue o aterrizaje sea necesario el concurso directo del esfuerzo f físico de cualquier ocupante, actuando éste en sustitución de algún elemento estructural, tales como las alas delta, los paracaídas motorizados, los aeróstatos con barquillas motorizadas, así como cualquier otro ingenio que necesite de tal esfuerzo para el despegue o el aterrizaje.

 

Tipos


Tubo y tela:
La estructura del ultraligero esta a la vista y es de tubo de aluminio aeronáutico y entelado en las superficies de sustentación. Con velocidad de vuelo y de aterrizaje baja, son muy seguros en caso de parada de motor, pudiendo, además, aterrizar en espacios muy cortos. Tienen poca autonomía y pueden ser monoplazas o Biplazas.

Peso máximo al despegue: 290 - 320 Kg.
Distancia de aterrizaje: 100 - 150 m.
Velocidad de crucero 90 - 100 km/h.
Velocidad de aterrizaje: 35 - 45 km/h.
Motorización: Motores de dos tiempos de 30 a 50 Cv.
Autonomía: Suelen llevar depósitos pequeños de 35 l lo que les confiere una autonomía de menos de dos horas, es decir, su vuelo es habitualmente local. Normalmente existe la versión monoplaza y la biplaza.

Se caracterizan por su estructura vista de tubo de aluminio aeronáutico y entelado de las superficies de sustentación y de empenaje exclusivamente, presentando en algunos casos un pequeño carenado.
Su velocidad de vuelo y su velocidad de aterrizaje son muy lentas, lo que le dota de una seguridad importante en caso de parada de motor, pudiendo aterrizar en espacios muy cortos. Su poca autonomía le limita a vuelos locales, lo que hace que los terrenos por donde vuela sean habituales y conocidos por los pilotos.

Pendulares:

Surgen a finales de los años setenta como una versión avanzada del ala delta al que se le ha incluido un carro o trike, donde uno o dos pasajeros ocupan la zona delantera, mientras que el motor se suele situar en la parte trasera. . Tienen unas características de vuelo similar a los anteriores de Tubo y tela.

Los ultraligeros pendulares suelen ser de dos ejes, es decir, que existe un mando de vuelo para regular el cabeceo, que permite subir y bajar, y otro de guiñada, que permite girar a izquierda o derecha. Sin embargo, carecen de mando de alabeo, por lo que para poder girar, es necesario coordinar la guiñada con el alabeo. El giro en este tipo de aviones se consigue mediante el cambio en la posición del centro de gravedad, siguiendo la misma técnica que la desarrollada para el Ala Delta

Peso máximo al despegue: 330 - 390 Kg.
Distancia de aterrizaje: 50 - 150 m.
Velocidad de crucero 90 - 120 km/h.
Velocidad de aterrizaje: 45 - 55 km/h.
Meteorización: dos y cuatro tiempos de 45 a 80 Cv.
Autonomía: 3 - 4 horas.

Normalmente existe la versión monoplaza y la biplaza.

Derivan del vuelo libre, y se caracterizan por ser un ala delta de vuelo libre motorizada con un carro triangular (trike) sobre el que se ubican los tripulantes.
De la misma forma que los anteriores, su lenta velocidad de aterrizaje les hace poder tomar tierra en pistas cortas, proporcionándoles ese grado de seguridad antes mencionado. Normalmente el vuelo es local aunque los modelos más avanzados pueden hacer mayores distancias.

Autogiros:

Son una evolución de los diseños de los autogiros De la Cierva. Son aparatos muy seguros.

Peso máximo al despegue: 410 - 450 Kg.
Distancia de aterrizaje: 5 - 50 m.
Velocidad de crucero 90 - 140 km/h.
Velocidad de aterrizaje: 5 - 35 km/h.
Motorización: Motores de dos y cuatro tiempos de 65 a 110 Cv.
Autonomía: 3 - 4 horas.

Normalmente existe la versión monoplaza y la biplaza. Surgen de la idea de De la Cierva de evitar la pérdida de sustentación de los aviones, eliminando así una de las causas de accidente. Quiere decir que son uno de los aerodinos más seguros que existen, ya que con esa premisa están diseñados.

2ª Generación:

Son ultraligeros más avanzados que los anteriores y con un aspecto que recuerda a los aviones ligeros, o avionetas, convencionales. Suelen estar carenados e incorporan una cabina cerrada, que protege al piloto de las mayores velocidades de vuelo conseguidas.

Incorporan motores de entre 50 y 80 CV de potencia, siendo la velocidad de crucero normalmente por debajo de los 150 km/h. Su mayor autonomía, de entre tres y cuatro horas, les permite realizar pequeñas excursiones con recorridos más extensos.

Producto de la evolución de los de tubo y tela son totalmente carenados y mejores prestaciones lo que permite lograr una mayor distancia en sus vuelos.

Peso máximo al despegue: 410 - 450 Kg.
Distancia de aterrizaje: 100 - 200 m.
Velocidad de crucero 110 - 140 km/h.
Velocidad de aterrizaje: 45 - 55 km/h.
Motorización: dos y cuatro tiempos de 50 a 80 Cv.
Autonomía: 3 - 4 horas.

De la evolución de los tubo y tela, surgen una segunda generación de ULM totalmente carenados y cerrados, con mejores prestaciones que los tubo y tela, lo que permite vuelos a mayor distancia.

3ª Generación:

La Tercera Generación posee ya prestaciones, autonomía y equipamientos similares a los aviones ligeros convencionales.
El mismo concepto de tubo y tela con nuevos materiales, como el composite o las fibras de carbono, para conseguir mejores prestaciones: autonomía hasta 1.200 Km., velocidad de crucero de 190 km/h., y altura de servicio de vuelo de hasta 4.500 m. siendo por estas prestaciones muy apreciados por los pilotos deportivos. Estos dos últimos modelos pueden poseer de un paracaidas balístico de emergencia que dispone de un cohete que estira el paracaidas permitiendo un despliegue mucho m´s r´pido

Para la adquisición de uno de estos ingenios se puede elegir entre los ya preparados para el vuelo o los kits de montaje disponibles según los modelos que pueden ser de un kit ensamblado que tiene partes preconstruidas y se puede terminar en poco tiempo o los kits de materiales que tienen que ser ensamblados por el interesado que puede pasarse entre 6 y 24 meses para la realización del ultraligero y su homologación y matriculación.

Peso máximo al despegue: 450 Kg.
Distancia de aterrizaje: 120 - 250 m.
Velocidad de crucero 160 - 220 km/h.
Velocidad de aterrizaje: 65 - 85 km/h.
Motor: cuatro tiempos de 80 - 120 Cv
Autonomía: 4 - 6 horas.

biplaza

Con la llegada de los nuevos materiales, aparece la tercera generación de ultraligeros, realizados en composites y fibras de carbono, lo que los hace ultraligeros pero con prestaciones similares a las avionetas ligeras. Su autonomía (hasta 1.200 km), su velocidad de crucero (sobre los 200 km/h) y su techo de servicio (4.500 m), los hace ideales para el vuelo de largas distancias a costo de ultraligero, por lo que empiezan a ser los preferidos por los pilotos deportivos, de forma que en breve serán los más numerosos de toda la aviación deportiva.

Regulación

Vehículo homologado y matriculado.
El usuario debe obtener un carne de tripulante expedido por la Dirección General de Aviación Civil.
El vuelo se realizara únicamente por el espacio aéreo español.
El vuelo debe realizarse en condiciones atmosféricas favorables.
No deben realizarse vuelos sobre espacios aéreos controlados, restringidos, prohibidos, sobre zonas peligrosas activadas, zonas urbanas y aglomeraciones de personas.

Licencias

La enseñanza para la obtención del carné y licencia de Piloto de Ultraligero puede comenzar a partir de los dieciséis años, realizándose el curso en un Centro de Vuelo de Ultraligeros con Escuela como Alumno-Piloto.
Para la expedición del carné y licencia de Piloto de Ultraligero el aspirante debe tener cumplidos los dieciocho años.
- Edad mínima de dieciocho años.
- Certificación médica de aptitud física para el vuelo.
- Demostrar conocimientos suficientes del tipo de vehículo, limitaciones y legislación aplicable para poder volar en condiciones de seguridad. (Pasar un examen teórico y un práctico).

La instrucción de vuelo comprende, como mínimo, diez horas de vuelo en ultraligero. Dicho total de diez horas incluirá tres de vuelo solo, durante las cuales se efectuarán no menos de veinte despegues y aterrizajes y un vuelo de travesía, con una duración mínima de 30 minutos y una toma fuera del campo en el que se ha recibido instrucción.

El curso para la obtención del carné de Piloto de Ultraligero constará de las enseñanzas teóricas y prácticas de vuelo de al menos 10h. Los precios rondan los 1.200 €.

Regulación, requisitos y condiciones:

Carné de tripulante de la Dirección General de Aviación Civil. vuelo en espacio aéreo español.
-Que el vuelo se realice según las reglas VFR sobre visibilidad y distancia de las nubes, quedando prohibidos los vuelos en condiciones de turbulencia o marginales.
Altura máxima de vuelo no sea superior a 300 m sobre el suelo.
No volar sobre espacios aéreos controlados, restringidos, prohibidos, sobre zonas peligrosas activadas, zonas urbanas y aglomeraciones de personas.
Para despegue, vuelo y aterrizaje y mínimos de seguridad se cumplan las condiciones que reglamentariamente se establezcan.

 

 

 

 

 
competiciones deportes aereos
Red_Bull_Air_Rece
Bautismo Aéreo
Fuerza aérea española
 
webs_amigas
cookies
x
Uso de Cookies - Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para analisis, contenido personalizado y publicidad. Si continua en esta página web, consideramos que acepta su uso. Más información